Aljomar Jamones y Embutidos

Aljomar Jamones y Embutidos bericos de Guijuelo

Aljomar Jamones y Embutidos

La fidelidad que el consumidor de jamón ibérico Aljomar presenta hacia su producto es el mejor referente que tenemos para demostrar que no sólo producimos uno de los alimentos más saludable del mundo, sino que tiene la virtud de ser uno de los inmejorables jamones de cerdo ibérico.

El jamón ibérico contiene innumerables virtudes que se relacionan directamente con la salud y que a continuación enumeraremos.

Pero sencillamente se podría definir como “uno de los alimentos más maravillosos del mundo”, por su bouquet, aroma, textura, jugosidad y por la sensación percibida en el momento en el que saboreamos un jamón ibérico Aljomar.

Aljomar, conocedor de que el análisis bromatológico del jamón ibérico procedente del cerdo ibérico criado en la dehesa demuestra un excelente perfil lipídico con una baja proporción de grasas saturadas, alta en monoinsaturadas, muy distinto del cerdo ibérico engordado en intensivo, aprovecha a realizar la cría de sus propios cerdos en las dehesas de encinas y alcornocales, lo que proporciona un hábitat natural al autentico cerdo ibérico.

Aljomar Jamones y Embutidos apuesta por el Ciclo Controlado de Producción y Elaboración para alcanzar exigentes estándares de calidad y seguridad alimentaria.

Esta controlada cadena de producción incluye el cuidado genético de la materia prima, la alimentación en fábrica propia, la matanza, despiece y curación en instalaciones también propias y la comercialización y distribución del producto final.

Las distintas instalaciones requeridas en cada paso se somenten a estrictos sistemas de control e incluyen la completa adaptación a exigencias sanitarias y normas de trazabilidad.

El ciclo comienza en las expertas manos de la familia Aljomar con la cuidada selección de los animales para su crianza en la dehesa.

Aljomar Jamones y Embutidos, es una empresa familiar constituida en el año 1989, por Don ALFONSO SÁNCHEZ BERNAL y su esposa Doña Mª del CARMEN SÁNCHEZ ÁLVAREZ.

Aunque la empresa es relativamente joven, 22 años en la actualidad, sus fundadores, con D. Alfonso Sánchez Bernal a la cabeza, cuentan con una experiencia contrastada y muy dilatada en el campo de la alimentación, en el que se han forjado con una auténtica especialización , a nivel nacional, en jamones, carnes, quesos y chacinas.

Lejos en el tiempo queda ya el año 1972, en que D. Alfonso fundó su primer negocio, LA SALMANTINA, sita en su actual emplazamiento de San Jacinto 73 de Sevilla, en el populoso barrio de Triana. Posteriormente abre otro establecimiento en el número 61 de la misma calle, el cual tras varias ampliaciones y adaptaciones cuenta con una superficie de 800 metros cuadrados. El espíritu empresarial y emprendedor de D. Alfonso, le lleva a crear un complejo similar al anterior en la calle Villegas Marmolejo de la misma localidad, JAMONES Y CARNES, con una superficie de 1.200 metros cuadrados.

Por todo ello, con el fin de surtir la impresionante demanda de productos ibéricos de sus negocios en Sevilla, y a modo de ensayo, decide en 1989 abrir una fábrica en Guijuelo, JAMONES ALJOMAR, para lo cual alquila unas instalaciones, que le servirán para hacer realidad su idea empresarial, asegurando las existencias, la rentabilidad y la calidad.

Próximos a finalizar 1990, D. ALFONSO, pone en marcha el proyecto de construir su propia fabrica en Guijuelo, que inaugurara el 12 de Diciembre de 1992. Es tan importante el crecimiento que ALJOMAR experimenta que, 8 años después, en el año 2000, es necesario proyectar una ampliación de sus instalaciones, que se verán finalizadas a principios del 2002. y que representarán una superficie total construida de 18.000 metros cuadrados.

En la actualidad, Aljomar Jamones y Embutidos cuenta con unas instalaciones modernas y pioneras para la elaboración y tratamiento de productos Ibéricos, adaptadas a las exigentes normas de la Unión Europea, con una capacidad de sacrificio, elaboración y almacenaje de 60.000 cerdos anuales.

Radicada en el Polígono Industrial I.-2 de Guijuelo, ocupa en la actualidad una superficie superior a los 18.000 m2.

La plantilla supera los 60 trabajadores y el volumen de venta anual se cifra en torno a los 30 millones de euros.

D.O. Guijuelo : 
Al abrigo del Sistema Central, el microclima privilegiado de la comarca con sus inviernos fríos y secos, así como sus veranos suaves y cortos, permite un perfecto secado y maduración de los jamones.

En esta zona, de inigualable microclima, cientos de artesanos, hijos y nietos de artesanos, crean día a día, con lentitud y sabiduría, el Jamón Ibérico Guijuelo, «único en el mundo».

No se encontraron productos que concuerden con la selección.