Jamones y embutidos sin aditivos

Jamones y Embutidos sin aditivos

Todos los productos curados precisan de sales (cloruro sódico) y sustancias conservantes como los nitratos y nitritos, que impiden el desarrollo de microorganismos patógenos, que resultan perjudiciales para la salud.

El principal beneficio de los aditivos es que prolongan la conservación de los alimentos, manteniendo sus propiedades organolépticas (color, aroma y sabor) y preservando un aspecto más atractivo y apetecible para el consumidor.
Algunos aditivos incluso evitan la aparición de enfermedades, como es el caso de ciertos antioxidantes.

Cuando la carne procesada se cocina, se producen reacciones químicas con los nitritos, cuyos efectos no son beneficiosos para la salud, por lo que los expertos aconsejan limitar su consumo.

Para limitar o eliminar el uso de nitritos en la carne procesada, se recurre tanto a tecnologías emergentes como el procesamiento a alta presión, como a la utilización de distintos extractos de origen vegetal, fuentes microbianas y ácidos orgánicos, que han demostrado ser muy efectivos como alternativas a los nitritos.

Nuestros Jamones y embutidos sin aditivos

Nuestros jamones y embutidos sin aditivos parten de una materia prima de primera calidad, con normativas estrictas se seguridad e higiene alimentaria, gracias también a la utilización de los últimos avances en los procesos tecnológicos de evaluación, control y trazabilidad en la producción, obteniendo garantías en la higiene, conservación y almacenamiento de los jamones y embutidos.

Por tanto, para obtener un embutido de calidad, cuidamos que nuestros cerdos ecológicos sean alimentados exclusivamente con productos procedentes de la agricultura ecológica, en corrales abiertos donde se encuentran en su hábitat natural, con un alto grado de libertad. Todo ello se realiza bajo el cumplimiento de normativas de bienestar animal, entre las que se incluye que no se les puede medicar.

Los cerdos de producción ecológica tienen como base de su alimentación cereales procedentes de cultivos libres de transgénicos y en los que además no se hayan utilizado pesticidas y otros productos químicos vetados por la normativa reguladora.

Además, los cerdos de producción ecológica deben tener acceso a forrajes frescos que faciliten su digestión. A la hora del secado tampoco pueden contener agentes contaminantes, por lo que sólo se puede utilizar sal marina y productos naturales.

La grasa de cerdo procedente de alimentación ecológica, contiene una parte muy importante de ácidos grasos insaturados, que son muy beneficiosos para una dieta sana y equilibrada.

Dentro de un entorno natural privilegiado de alta montaña, nuestros Jamones y embutidos sin aditivos se realizan con una elaboración lenta y de calidad, curados a ventana abierta con los últimos avances en certificación e innovación tecnológica de procesos.

Su producción es 100% natural sin conservantes ni aditivos por lo que no contienen nitratos ni aditivos perjudiciales para la salud.

Selección de Jamones y embutidos sin aditivos

Envío gratis
100% Natural sin aditivos
109,95 
Oferta -10%
Envío gratis
100% Natural sin aditivos
94,50 
Oferta -9%
100% Natural sin aditivos
4,50