Arroz residuo cero

Arroz residuo cero

Actualmente hay una nueva concienciación sobre la conservación del entorno medioambiental y las tendencias hacia hábitos de consumo saludables, lo que conlleva a la investigación y desarrollo de nuevas formas de producción en el área de la agricultura, como es el caso de la agricultura residuo cero.

La agricultura residuo cero está en alza. Su finalidad es conseguir el equilibrio medioambiental y obtener alimentos saludables, sin residuos, libres de cualquier resto de productos fitosanitarios, puesto que estos afectan de manera negativa al medio ambiente y a la salud de los consumidores.

Cuando se habla de arroces, se suele hacer referencia al arroz blanco y al arroz integral, aunque cada vez más se tiene en cuenta también la calidad del producto, en el caso de los arroces ecológicos. El concepto de arroz residuo cero -así como de los productos agroalimentarios en general- es novedoso y poco conocido.

Arroz residuo Cero y arroz Ecológico

La diferencia entre arroz ecológico y arroz residuo cero, es que el segundo tiene la finalidad de llegar al consumidor final sin ningún tipo de residuos fitosanitarios (fertilizantes, herbicidas ni fungicidas).

El arroz producido con técnicas de residuo cero se cultiva según las prácticas de la agricultura sostenible, prestando especial atención a la biodiversidad de los arrozales y haciendo uso de energías renovables.

Se establece un riguroso control en cuanto a la utilización de pesticidas y fertilizantes sintéticos, mediante la aplicación de recursos naturales como el estiércol o técnicas de producción como la rotación de cultivos. Este control está regulado mediante los LMR (límite máximo de residuos que pueden contener los cultivos), estableciendo un amplio margen de seguridad.

Para conseguir arroces residuo cero se utilizan distintas estrategias, como el uso de insectos -que potencian la presencia de microorganismos que eliminan los residuos tóxicos- o el empleo de nuevas técnicas biotecnológicas basadas en la confusión sexual o la captura masiva, pero siempre respetando el equilibrio del ecosistema biológico.

Se investigan nuevas variedades de arroz, con el objetivo de adaptar su producción a los efectos del cambio climático, la resistencia las plagas como el caracol manzana o la tolerancia al aumento de la salinización de las aguas.

También se estudian y desarrollan nuevas técnicas de cultivo, como la siembra en seco, y se aplican medidas rigurosas de control en las infraestructuras de regadío y los campos.

Diferencias entre agricultura ecológica y de residuo cero

Nuestra selección de Arroces

100% Natural sin aditivos
3,10 
100% Natural sin aditivos
3,20 
100% Natural sin aditivos
3,65 
100% Natural sin aditivos
2,30 
Ecológico
3,15 
100% Natural sin aditivos
4,25 
Ecológico
6,95 
100% Natural sin aditivos
3,40 
100% Natural sin aditivos
2,50 
Oferta -12%
100% Natural sin aditivos
19,50 
Oferta -12%
Ecológico
25,90 
100% Natural sin aditivos
4,50