Bodegas Borsao

Bodegas Borsao

Orígenes de Bodegas Borsao
Nuestros orígenes datan de 1958, año en que compró la bodega a un particular y se fundó la Cooperativa de Borja y la marca originaria de Borsao, en 1981 es cuando se comercializa las primeras botellas y en 1991 se realizaron las primeras exportaciones. Algunos años mas tarde, las cooperativas de Pozuelo y Tabuenca se unieron a la de Borja aportando sus recursos humanos y lo mas importante, sus viñedos. Esta unión se llevo a cabo en el 2001 estableciendo una nueva sociedad llamada Bodegas Borsao S.A. Los 620 socios de las cooperativas y el equipo directivo impulsaron la fundación de la nueva bodega: empezando a marcar las pautas del cuidado de los viñedos, vendimia y recepción de la uva y siguiendo con una renovación de las instalaciones de la bodega. La capacidad tecnológica, la modernidad de las instalaciones, el gran potencial de los viñedos y una minuciosa sensibilidad por el trabajo bien hecho, conforman los pilares básicos de la bodega, consolidando la marca BORSAO como el máximo exponente en vinos de calidad de nuestra denominación de Origen Campo de Borja.

Historia  Borsao marca mitica

Los primeros escritos sobre enología en nuestra región datan de 1203 y se hallaron en el Monasterio de Veruela. Los monjes tuvieron un papel esencial en el desarrollo del cultivo de la vid y en la forma de elaborar los vinos. Sabemos que los primeros viñedos de la zona fueron plantados en 1145.

En el siglo XIX se establecieron bodegas privadas en los alrededores de Veruela, empezando a emerger en los años 50, debido a las dificultades económicas, pequeños grupos de agricultores unieron sus fuerzas para establecer cooperativas, las cuales actualmente forman la mayor parte de la D.O.

Denomicion de origen Campo de Borja

Constituida en 1980 la D.O. “Campo de Borja” cuenta con un Patrimonio Vinícola muy rico en cuanto a garnachas, de sus 7.500 ha, 5.000 ha son de garnacha, la cual es muy apreciada enológicamente por la complejidad estructural y cromática que proporcionan a los vinos.

Los característicos microclimas y suelos de la zona enriquecen los matices del impresionante patrimonio vitícola de las garnachas de nuestra tierra y permite que denominemos a Campo de Borja como El Imperio de la Garnacha.

Mostrando todos los resultados (2)